Desayuna Y Adelgaza.

El desayuno es la primera comida del día después de haber pasado unas cuantas horas  en ayuno y reposando. Cuando estamos dormimos, los niveles de azúcar en sangre disminuyen y por ello es recomendable recuperar los niveles de glucemia con los nutrientes necesarios y elaborando un desayuno rico en esta sustancia pero de manera adecuada. Esta energía también nos permitirá empezar el día  y disponernos a trabajar o estudiar. Es verdad que hay personas que no se levantan con apetito y ello les lleva a arrancar su día ayunando, en la mayoría de casos eso es un error bastante habitual y sobre todo cuando nuestro objetivo es perder peso. Os damos dos motivos principales del porqué de esta cuestión:

-Desayunar reduce el hambre: Si no desayunas habrá un momento a lo largo de la mañana en el que sentirás hambre y quizá no estarás en un lugar o momento adecuado para prepararte un desayuno saludable, por lo tanto te verás desayunando algo inadecuado para tus objetivos nutricionales.

-La propia ingesta de alimentos hace que quememos calorías porque impulsa el metabolismo. No desayunar provoca que el metabolismo se vuelva ahorrador porque el cuerpo, que es muy eficiente, se prepara para una situación de inanición y lo que hace es almacenar y reservar.

En conclusión hay muchas personas que nada más levantarse no sienten hambre  y tienen el apetito cerrado. Quizá en estos casos, pueden retrasar algo su desayuno y desayunar una hora después. Lo esencial  es prepararnos  y tener previsión de una ingesta matutina que proporcione energía, os sacie y no os haga sentir un hambre voraz a mitad de mañana.

Etiquetas: “dieta”, “adelgazar”, “salud”, “cuidarse”, “desayuno”

Facebook